Be Yourself Be Sexfulness

 

La sexualidad es la esencia vital y la vinculación más profunda y antigua que tenemos con nuestra biología. La sexualidad es una de las fuentes de motivación más primitivas y automatizadas que poseemos, y nos condiciona más de lo que las personas creen. La energía sexual nos atrae a otros, formando el grupo social, familiar, y nos protege de la individualidad como especie, de la exclusión del grupo y por tanto, del peligro de no ser capaces de sobrevivir solos. Es la influencia más potente e instintiva que aparece en la comunicación no verbal y en la cognición social.

 

De todas las cosas que hacemos diariamente, la relación con los demás es la más impredecible. En un determinado momento puedes estar tranquilo y al rato, por unas palabras desagradables de tu jefe puedes estar enfadado o apático.

 

El bienestar está profundamente relacionado con las relaciones y la conciencia de quienes somos está influenciada por cómo nos ven los demás. De modo que nos pasamos todo el tiempo prediciendo lo que hará este u otro y lo que sucederá en nuestro entorno para decidir cómo adaptarnos de forma exitosa.

 

Aquí aparece el Sexfulness, una perspectiva para entrenarte en interacciones óptimas íntimas, sociales, familiares y sexuales, experimentando lo más positivo que las personas manifiestan cuando comparten un objetivo común, una visión semejante como es la de ser mejor persona y aprender los unos de los otros.