¿Qué es la NTNH?

La mente es el cerebro haciendo su trabajo. El objetivo de María Saavedra y Adrian Frandes como profesionales es conseguir, a través de técnicas potentes, que el cerebro sea más eficiente y productivo en su trabajo.
Puharich ya en el 62, justificó ante muchos teóricos cómo lo que nosotros vemos no es lo que realmente pasa, y cómo las experiencias desagradables o dolorosas, activan varias áreas cerebrales que crean una huella neuronal de dolor, como descubrió Tor Wager, un neurocientífico de la Universidad de Colorado.
“A través del calor, Wager detectó que muchos pacientes lo elaboraban como dolor. Es por ello que nuestra neuro tecnología genere calor en las áreas activadas de la corteza, consiguiendo activar instantáneamente las zonas relacionadas con las experiencias negativas de la persona. Lo que provoca la NTNH es que a través de la neuro hipnosis y una actividad consciente perceptivo-motora, incorporamos capas y capas de experiencias positivas a esas áreas, supliendo las experiencias negativas que hacen que las personas sufran o no se sientan bien, por experiencias positivas trabajadas con delicadeza, en un espacio terapéutico que siembra los mensajes que verdaderamente necesita cada persona para transformar su vida, sin esfuerzo y de forma natural” (M. Saavedra y Adrian Frandes, 2016).
Sin querer entrar en detalles complejos de la neurociencia y la psicoterapia, podemos decir que con la Terapia NTNH creada por María Saavedra y Adrian Frandes, Neuro Tecnología de la mano de la Neuro Hipnosis, nos encontramos ante un avance en el campo de la psicología sin precedentes, y queremos darlo a conocer a disposición de todas las personas, con tarifas accesibles ya que lo que moviliza a estos dos profesionales, es poder transformar una sociedad cada vez más enferma, en una sociedad libre y descondicionada de prejuicios y experiencias negativas.
Para ello, también crearon en 2015 Sexfulness, una forma de trabajo que recoloca las áreas más íntimas de las personas, hacia una apertura sincera y amorosa a la vida.
“Cada vez vivimos más impactos negativos, con el telediario, las conversaciones de las personas, las caras grises que pasan cada día por el metro. La calidad de vida ha disminuido y las personas están cansadas. Todo está acelerado, los ruidos y la contaminación para los que vivimos en la ciudad, quitan cierta paz, y la insensibilidad se está adueñando de la gente. Es un síntoma claro de que algo no marcha bien, y sus consecuencias podrían ser de mucho peso”, comenta María Saavedra. “Cuando una persona anula su capacidad de sentir, ante eventos pasados desagradables, o como una forma de sobrevivir estando fuerte como exige la sociedad, lo que la gente no sabe es que sus tejidos y fisiología, dejan de ser receptores de esas sustancias que nos hacen sentir también el placer. Sexfulness busca romper esta anulación del sentir y activar nuevamente todo el sistema perceptivo de las personas, a través de una experiencia agradable y potente terapéuticamente. Queremos tirar los muros que la gente se ha puesto, para volver a lo natural, a la intimidad de darse a conocer tal y como uno es, y viviendo libremente, sin condicionamientos familiares, de pareja o culturales”.
Ser feliz es posible, de forma sencilla, accesible y sin tener que sufrir.

Justo debajo del talámo, en la parte inferior blanda del cerebro, hay otro núcleo protagonista del sexo, el hipotálamo. Desempeña un papel fundamental en la vida de nuestros sentidos y acciones diarias que nuestro cuerpo procesa.Cuando en la fase 2 de la terapia NTNH, cambiamos la percepción interna de la persona, está información pasa al hipotálamo.Lo que sorprende del hipotálamo son sus pequeñas dimensiones, apenas supone una cucharadita de café, y sin embargo, es un gigante que desempeña un papel decisivo en la actividad sexual, en el orgasmo en la actividad de comer y beber, en nuestro funcionamiento cardiovascular, etc.

En 1950, James Old y Peter Milner descubrieron que hay regiones del cerebro cuya estimulación es muy gratificante; Con la NTNH nos aseguramos que las zonas relacionadas con la felicidad sean activadas desde el minuto uno. Entre estas zonas, se encuentra el Nervio Vago, el cual, en la NTNH es activado con música relajante para finalizar el trabajo realizado en la sesión; un momento donde se integra el contenido elaborado en un espacio personal relajante e íntimo.
Podríamos decir que la NTNH te reprograma generando trayectorias nuevas de solución, de experiencias positivas y enfoques novedosos, sanos y gratificantes para tu cerebro y cuerpo, de modo que todo lo que el paciente trabaja en cada sesión, su mente querrá repetir lo experimentado en hipnosis o los insights tenidos; es decir, estas rutinas terapéuticas generadas en terapia, aparecerán en el día a día del paciente, acelerando el proceso de curación e integración de nuevos recursos positivos.
Por fín podemos decir que nos encontramos ante un avance en el campo de la psicología sin precedentes, y queremos darlo a conocer a disposición de todas las personas, con tarifas flexibles ya que lo Moviliza a Adrian Frandes y María Saavedra, es poder transformar una sociedad cada vez más insana, en una sociedad libre y descondicionada de prejuicios y experiencias negativas.
Ser feliz es posible, de forma sencilla, barata y sin sufrir.